DONNA la pequeña Diosa de la lujuria 7

Un tío descubre que su pequeña sobrina ya no es tan inocente, si no siempre fue una pequeña ninfomana.
El siguiente relato es ficticio, los nombres, así como las situaciones vividas por los personajes, no son reales, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.
El verano se acercaba, así como el fin de curso, todos en el middle school estaban locos por el nuevo teléfono,  solo los populares lo tenían, los demás eran losers,  lo cual para la hermosa Donna era inconcebible, acostumbrada a tener todo, estaba furiosa pues sus padres le dijeron que no le comprarían nada, pues sus notas estaban mal, principalmente en álgebra, materia impartida por un viejo que era un libidinoso, panzón, pelón y muy desagradable, siempre les hablaba a las alumnas queriendo ser gracioso, a veces aprovechaba algún roce para tocar sus suaves y todavía infantiles cuerpos, no es que fuera estricto, pero se rumoraba que era como una presión para las alumnas, pues se rumoraba alguna ya había caído en sus garras buscando una buena nota.
Ese día Donna llegó como siempre coqueta, acostumbrada a ser el centro de la mirada de profesores y alumnos, su tío la había llevado, como siempre pasó saludando a los profesores, pero pasando de largo con el profesor de álgebra, quien se molestó mucho por eso, pero babeando de lujuria de ver a la pequeña Diosa, en el salón de clases, se extasiaba mirando sus piernas, su culo, su boca, había veces que parecía que Donna a propósito enseñaba de más, incluso le hablaba un poco sexi, pero cuando el profesor la iba tocar, ella se iba divertida, dejando al profesor hirviendo de lujuria, ese día, el profesor repartió las notas, Donna recibió su nota y casi se desmaya de impresión,  F, pero por que profe, le preguntó, el le respondió,  si no te distrajeras tanto, y fueras un poco más amable quizá no tendrías esa F, buenas tardes alumnos dijo el profesor bien serio y se retiró, dejando a la sensual niña en un mar de lágrimas, necesitaba mínimo una b para aprobar el curso, estaba perdida, no tendría teléfono, y repetiría curso.
Donna no sabía que hacer, iba camino a casa llorando,  cuando un compañero la alcanzó, Donna, Donna, ella volteo y le dijo que quieres, el respondio,ya se que estas mal, pero mira, yo se como le hagas para aprobar con A, eso es imposible, le dijo Donna, si Donna le volvió a decir, solo tienes que ir con el profe ahorita a la escuela, esta sola, el esta en el aula de maestros terminando algo, ve y se amable, no seas tan payasa, no se dijo Donna, ese maestro me da cosa, el compañero le volvió a decir, quieres tu iphone oh que, ella se quedo pensando y se dijo en la mente, si. De cualquier forma, también tiene una verga y hace mucho que no tengo una Rica en mi, que valga la pena. Le contesto a su compañero, si voy a ir, gracias, corrió de vuelta a la escuela, el compañero la veía ir y saco su teléfono,  la convencí,  allá va, tengo esa A cierto,  una voz emocionada le respondió, la tienes y con el dinero que te di, espero valga la pena.
Donna llegó apresurada a la Middleschool, no quería tocar, esperaba que aún siguiera abierta, para su buena suerte el portón seguía abierto, así que cautelosa, entró, se dirigió a el salón de Maestros, la puerta estaba cerrada, por un momento pensó, toco, abro me voy, se acerco y empujo la puerta ligeramente, la cual se abrió al instante,  se asomó y ahí estaba el profesor, tímidamente le habló, profe, profe, el viejo panzón giro la cabeza y la vio, diciéndole, Donna, que haces aquí, deberías estar en casa, ella entro y decidida le dijo, Estoy aquí por que necesito una mejor nota, dígame que hacer, lo hago, el profesor la vio, sonrió, se levantó, camino a la puerta, la cerro y puso el seguro, miro lujuriosamente a la sensual puberta de 9 años,bueno Donnita, le dijo con lujuria, solo se amable y dejate llevar, Donna lo vio, se acercó a el y bajo su ziper, el profesor abrió los ojos sorprendido, ella le sacó su verga flácida y comenzó a mamarsela, ante el gozo y la sorpresa del viejo panzón, su verga se paró de inmediato, Donna era toda una profesional, el profesor gimio y comenzó a temblar, Donna supo que se vendría en cualquier momento y dejo de mamarsela, se sacó la verga y se paro.
Se dirigió a un pupitre, se bajó su calzoncito, de florecitas, se inclinó en la mesa parando el culo, y le dijo al profesor, metamela ya, quiero sentir esa gorda Verga, demela se ve deliciosa, el profesor bien caliente,  se paró se dirigió a ella, se puso detrás, colocó su verga apuntando a su lampiña vagina rosada, la rozó con suavidad,la sintió totalmente húmeda, suave, se quería volver loco, se la dejo ir de una sola estocada, Donna Gimio roncamente, para después decir en forma sensual, que rico, amo la verga, deme más duro, el profesor no podía creerlo, pero comenzó a nombrarla con salvajismo, la jalo de su cabello, Donna gemía y se movía como poseída, el pobre profesor no pudo más, terminó por venirse dentro de Donna, lanzando chorros de semen como nunca en su vida, inundandola toda, haciendo que Donna dijera Gimiendo roncamente, que rico, si, aahhh,  el profesor saco su flácida verga de la vagina de Donna, ella se levantó, Tomo sus braguitas se limpió, volviéndose a un agotado profesor se las extendió, diciéndole,  con este recuerdo, merezco una A+ cierto, el profesor río y le dijo, si Donnita, pero espero que no sea la última vez, ella respondió no lo será, lo prometo,
Gracias a eso aprobó el grado y consiguió el teléfono soñado, pero de vez en vez se queda tarde, para hacer puntos extra le dice a su mamá,
Ahora va rumbo a el parque con su papá, no se imagina que el tiene la intención de gozar la también, pero eso es otra historia.
Continuara…….

Botones sociales