A mis 9 me dan mi primer trio (parte 1)

Hola, cuanto tiempo sin poder relatar mis relatos sexuales, mi Nick anterior era mejorsolo31 y estaba suscrito a sexosintabues de la otra página pero como la cerraron no pude continuar y ya que encontré esta y es de lo mismo quiero continuar donde me.
Hola, cuanto tiempo sin poder relatar mis relatos sexuales, mi Nick anterior era mejorsolo31 y estaba suscrito a sexosintabues de la otra página pero como la cerraron no pude continuar y ya que encontré esta y es de lo mismo quiero continuar donde me quede, vi que tenían publicados mis relatos anteriores y los pueden encontrar como:
Mi tío de 15 y yo de 8
Si quieren que continúe mis experiencias sexuales con mi tío, comenten, también tengo muchas experiencias con mis hijos, una nenita de 9 y un nene de 6, tengo una vida sexual muy activa.
Como dije antes los nombres son fake por razones personales, pero los lugares y los hechos son 100% reales, perdonen mis faltas de ortografía y mi mala redacción pero no termine mis estudios y no sé cómo escribir mi historia.
Paso varios meses de que mi tío me hizo su hembra por primera vez, pero mi tío buscaba cualquier momento para que estuviéramos solos para que pudiera hacerme su hembra, como somos de familia grande y por qué los papas de mi tío tenía muchos trabajadores no podíamos estar solos.
Pero eso no detenía mi tío para jugar con mi cuerpo.
A veces mi tío me hacía solo chuparle su verga y me hacía que me comiera su semen, otras veces podíamos escondernos en los cultivos de mi tío y el me cogía entre los cultivos, a veces lo acompañaba en alguna de las camionetas de su  familia solo para dar la vuelta de pueblo pero en ese lapso el escondía la camioneta en los cerros más lejanos del pueblo para que el pudiera cogerme dentro de la camioneta, a mi tío lo que más le gustaba era que  cuando me cogía el me desnudaba por completo para que el pudiera observar mi cuerpo, por eso él me decía que siempre anduviera con ropa ligera como pants, playeras de tirantes, playeras de manga corta o shorts, para que fuera más fácil desnudarme para mi macho.
No teníamos mucho tiempo para estar solos, pero 2 veces por semana a mi macho le chupaba su verga y una vez cada 2 semanas el me cogía aunque no como mi primera vez.
Varias veces estuvieron a punto de descubrir nuestras aventuras sexuales, con nuestras familias cuando estábamos en su cuarto, los trabajadores del rancho cuando cogíamos en los cultivos, por policías cuando nos escondíamos en los cerros, o por personas del pueblo cuando yo le chupaba la verga dentro de sus camionetas, pero siempre corríamos con suerte porque a penas íbamos a empezar o ya aviamos terminado de nuestros encuentros sexuales.
Ya llevaba meses desde que cumplí 9 años y ya estaba a punto de cumplir 10 años, y mi cuerpo no sufrió muchos cambios, seguía siendo moreno claro, con el pelo un castaño claro y corto porque a mi papa nunca le gustaba que anduviera con el pelo largo, era de complexión delgada porque antes no vendían muchos dulces en el pueblo, tenía unas piernas bien torneadas por jugar futbol, también crecí un poco más porque ahora me ponían con los más altos en el salón de clases y los rasgos de mi cara no cambiaron mucho aun me seguía viendo muy femenino aun siendo niño , pero si hubo un cambio muy notable en mi cuerpo, por alguna razón me empezaron a crecer más las nalgas, se me empezaron a ensanchar y a crecer como si fuera una niña.
Tampoco mi tío cambio mucho seguía siendo moreno, bronceado por su trabajo en el rancho, pero aún seguía teniendo eso brazos y piernas  de trabajador de campo, y su espalda se ensancho un poco más, no sabría cuánto cambio su verga porque la veía muy seguida, yo creo que le creció como 2 cm. mas y se hizo un poco más gruesa, pero no veía muchos cambios, él no era muy alto yo a mis 9 años ya le llegaba hasta los hombros
Empezaron las vacaciones de verano del siguiente año, mi hermano le fue a ayudar a mi papa en el transporte público porque el ya no quería seguir estudiando y él decía que cuando termine la secundaria el también quiere dedicarse al transporte público y mi papa se lo llevaba para enseñarle a manejar, mis hermanos menores se quedaban en casa porque todavía eran muy chicos y yo por alguna razón mi tío fue a hablar con mis papas para que lo ayudara en el rancho para que me ganara algunos pesos, mis papas no querían pero mi tío los convenció y así yo empecé a trabajar en el rancho, pero también sabía que era para que estuviera con mi macho.
En el rancho de mi tío los trabajadores descansan porque no hay mucho que hacer, solo la familia de mi tío es suficiente para los trabajos menores pendientes, se levantaban desde las 5 de la mañana y terminaban como a las 12 de la tarde.
Eran las 10 de la mañana yo estaba en mi casa jugando con mis hermanitos cuando suena el claxon de una camioneta, mi mama salió fuera de la casa para ver qué pasaba y al ver era mi tio el que estaba en la camioneta;
Pedro: buenos días prima, como esta?
Mi mama: bien pedro, en que te puedo ayudar?
Pedro: vine a ver si le das permiso de que me acompañe a dejar un borrego para una barbacoa en el siguiente pueblo.
Mi mama: que no te acompaña nadie? A demás Jorge está muy pequeño para ayudarte.
Pedro: mis hermanos no pueden están haciendo otras cosas, mis papas salieron a la ciudad y hoy descansan los trabajadores, solo quiero que cuide al borrego de que no se suelte de la camioneta, pues lo amarre y si se cae y se rompe una pata ya no lo van a querer, órale déjalo que me acompañe no nos tardamos y además le invito la torta y un refresco para que ayude.
Mi mama: mmm bueno pero solo le doy permiso porque no está haciendo nada.
En eso mi mama me llama y me explica que voy a hacer con mi tío, yo solo me regrese para cambiarme el pantalón de tela que traía puesto por un short porque así lo quería mi macho, le dije a mi mama que me cambie porque no quería romper mi pantalón y mi mama no dijo nada, mi tío le dijo que regresábamos como a la 1 de la tarde a más tardar a las 2 de la tarde.
Y así me subí a la camioneta cuando me asome a la parte trasera de la camioneta si estaba un borrego,  y yo no pensé nada, cuando estábamos un poco alejados de mi casa, mi tío me dijo:
Pedro: bien putito ahora si te voy a coger como la primera vez
Yo: pero no vamos a ir a dejar el borrego?
Pedro: si putito pero no lo vamos ir a dejar al otro pueblo, solo lo vamos a dejar a uno de los conocidos de mi papa al otro lado del pueblo, nos vamos a tardar como 30 minutos, pero vamos a tener mucho tiempo para que te coja como la putita que eres (cuando él decía eso es se agarró su verga sobre su pantalón).
Nos tardamos un poquito más en entregar el borrego porque mi tío se quedó a platicar un rato con las personas a las que fuimos a dejar el borrego, ya íbamos de regreso pero mi tío no fue a su casa si no que fuimos a su rancho, yo solo me sorprendí un poco y mi tío se dio cuenta:
Pedro: hoy no vamos a mi casa porque le dijimos a tu mama que íbamos a salir lejos y si pasa por casualidad y ve la camioneta ella va sospechar, además toda mi familia fue a la ciudad y me encargaron el rancho pero ya termine de hacer todo lo que me tocaba, así que es hora de que te coja como a la putita que eres, o que no quieres?
Yo: si quiero tío, quiero sentir rico mi colita (mi tío me enseño a hablarle sucio y que le respondiera alto)
Pedro: así me gusta putita, que me hables de que es lo que te gusta.
Entonces llegamos al rancho, el rancho es muy grande, por los cultivos, los corrales, los tejados para guardar las herramientas y el tractor, en todo eso, tienen un pequeños cuarto para que la familia de mi tío y sus trabajadores, tengan donde comer para  la hora de la comida, el cuarto es de tamaño normal, donde tiene una pequeña cocina, una mesa grande para que se sienten 10 persona y un sofá grande para los que no alcanzaron sentarse y comer en la mesa, también el sofá sirve para que descanse mi tía (la mama de mi tío) por si se siente mal.
Cuando entramos a ese cuarto ya savia que tenía que hacer, y fue quitarme toda la ropa hasta quedar completamente desnudo, solo me dejaba mis tenis como siempre quería mi tío para que me vistiera rápido por si algo pasaba y con la excitación de estar con mi macho ya tenía mi pequeño pene de niño bien parado.
También mi tío se empezó a desnudar, pero el si se quitó toda la ropa y los zapatos que llevaba, después de mucho tiempo volví a ver a mi macho completamente desnudo, mi tío era moreno obscuro por trabajar en el rancho, pelo corto, pero su cuerpo era bien definido, por trabajar mucho tenía unos brazos muy gruesos y fuertes, ya tenía mucho vello corporal en las piernas, en las axilas y también tenía mucho vello púbico, pero también le había crecido un poco su verga,
Como ya me tenía mucho entrenamiento con mi tío yo ya savia que hacer y fue cuando me acerque a su verga, con mis 2 manitas de niño  de 9 años lo empecé a masturbar.
Pedro: aaah bien putito aaay te gusta mi verga?
Yo: si, me gusta mucho.
Pedro: bien, bien putito, ya tenía muchas ganas de tenerte así, ya quería cogerte y romperte el culo como cuando estuvimos en mi cuarto, pero no podíamos, pero ahora veras
Cuando él dijo eso el agarro mi cabeza y la acerco a su pene y como ya sabía que hacer me la metí en mi boca y empecé a succionar ese pedazo de carne, que otras veces ya me había comido y también lo e tenido dentro de mí, empezar a chuparle su verga bien rápido y bien duro.
Pedro: aaaaaaah putito hazlo más despacio además tenemos mucho tiempo, te voy a hacer mío.
Entonces empecé a chuparle su verga más despacio, pero él todavía tenía agarrando mi cabeza y el con movimientos lentos trataba de meter más su verga en mi boca, yo ya podía meterme más su verga y podía meterme un poco más de la mitad de la verga de mi tío sin las ganas de vomitar.
Estuvimos así como unos 10 minutos y ya empezaba a dolerme la boca y yo trate separarme pero no podía porque mi tío no me soltaba.
Pedro: aguanta putito ya casi se me sale la leche aaaaaahh  putito ahí viene, cómetela toda aaah
Con eso el  empezó tener un orgasmo y metió todo su semen en mi boca, a mi ya no me daba asco y recibí todo sin problemas.
Pedro: bien putito bien, no lo tires y comete toda mi leche (yo me trague todo el semen de mi macho), ahora putito, súbete al sillón (el sofá), y ponte de perrito pero ábrete las nalgas.
Me subí al sillón (el sofá), como no podía ponerme de perrito y abrirme las nalgas al mismo tiempo, puse mí cara en el brazo del sillón (el sofá), y con mis 2 manos de niño abrí mis nalgas y mi tío podía ver todo mi ano y mi mis testículos los cuales no tenía ni un vello.
Pedro: ahí putito no me canso de ver ese culo de niña que tienes, te voy a romper el culo
Entonces él se pone detrás de mí pone una de sus manos en mis caderas, entonces se escucha como el escupió mi ano, yo sentí algo húmedo y tibio con su otra mano empezó a meter un dedo en mi culo.
Yo: aaaaah aaah mmm  mm
Pedro: que putito, te gusta lo que hago?
Yo: mmm si me gusta aaah
Pedro: pues ahora te va a gustar más
Entonces  saca su dedo pero después de un segundo el mete 2 dedos en mi culo, entonces empecé a sentir cosquillas y sentía pequeños choques eléctricos que sentía desde la nuca de mi cabeza hasta mi culo y parte de mis testículos, yo disfrutaba como me cogía mi culo con sus dedos, gemía como toda una putita, entonces mi tío saco sus dedos bien rápido y sentí raro mi ano hasta un poco de frio.
Pedro: ahora empieza lo bueno
Entonces empiezo a sentir como metía su verga, la empezó a meter despacio, y con la saliva que tenía en mi culo y por haber metido sus dedos, mi tío logro meter de un solo jalón la mitad de su verga, hizo que soltara mis nalgas y que me agarrara del sillón porque sentí un poco de dolor y porque me sorprendió,  también encorvaba mi espalda.
Pedro: aaaaah putito te entro la mitad de mi verga de un solo jalón, tu culo ya casi tiene la forma de mi verga, pero no es suficiente.
El empezó a meter más su verga, lo hacía lento pero firme de como empujaba su verga para que entrara más, después la sacaba toda su verga, cuando la sacaba se escuchaba como si sacaran el corcho de una botella de vino como suenan las películas pero sonaba  más bajo o despacio, cuando sonaba como me descorchaba mi culo mi tío se emocionaba, así estuvimos de mete y saca duro como unos 5 minutos, entonces mi tío trato de meter toda su verga en mi culo.
Yo: ay aaaay tío me lastimas mmmm no, no lo hagas muy duro que me lastimas
Pedro: aguántate putito te vas a acostumbrar, ya casi te entra toda además ya no te duele como antes.
Yo solo podía gemir como una puta y tenía que aguantarme para hacer gozar a mi macho, pero a pesar de que me lastimaba era muy poco porque de tanto tiempo que me cogía mi tío ya no me dolía como para hacerme llorar, me lastimaba pero me gusta cómo me cogía; así estuvimos otros 5 minutos, hasta que mi tío me empezó a coger más rápido y luego subía mas su intensidad.
Mi macho me bombeaba el culo como el pistón de un carro, el mete y saca era rápido y duro, no tardo en empezar a sonar como chocaban sus testículos  de adulto con vello con mis testículos de niño sin ningún vello, ya cuando me di cuenta ya mi tío podía meter toda su verga en mi culo. Y eso lo sé porque empezó a sonar un slap salp cada vez que me penetraba sonaba como si chocaran 2 pedazos de carne, el me cogió así como unos 10 minutos, después me cambio de posición, me acostó boca arriba con las piernas abiertas y el metió su verga en mi culo otra vez,
Ahí me tienes un niño de 9 años desnudo con las piernas abiertas y un joven de 16 ya casi cumplía mi tío 17 años, con un cuerpo de adulto, el agarraba mi cintura con sus 2 manos y me cogía rápido y fuerte, el hacía chocar su cintura en mis nalgas de niño, me hacía gozar mucho hacia que arqueara mi cuerpo y mi cabeza hacia arriba, pero de vez en cuando volteaba a ver a mi macho, lo veía gozar  y cerraba sus ojos, el sudaba mucho y muchas gotas de sudor caía en mi pecho en  mi estómago en mis piernas, pero se mas se llenaba de sudor mis testículos, mi pene y mis nalgas, pero a mí me gustaba hacer gozar a mi macho, así estábamos como otros 15 minutos, hasta que mi tío empezó a tener otro orgasmo.
Pedro:  aaaaah aaaah te voy a meter todo mi leche en tu culo, mmmm oooogh ( entonces el metió todo su verga en mi culo, me dolió un poco pero empecé a sentir algo caliente dentro de mi culo pero también se sentía raro en pancita, mi tío se puso bien duro y gemía.
Entonces se escuchó una voz.
¿?: Pinche pedro le rompiste el culo a Jorgito
Cuando se escuchó esa voz mi tío y yo volteamos  a ver con rapidez y con miedo y lo que vimos fue a un trabajador del rancho, su nombre era Alfredo.
Pedro: eeeee no, no aaaa este (mi tío está muy nervioso y no savia que decir, con torpeza y rapidez saco su verga de mí y se paró de los nervios se puso flácido su pene con rapidez).
Yo también estaba con nervios pero más que nada con miedo, me cubrí la cara con mis manitas y estaba a punto de llorar, porque le iban a decir a mis papas, sentía que mi corazón saltaba con violencia como queriendo escapar, mi tío respiraba fuerte y con dificultad porque lograba escuchar sus respiros.
Mi tío estaba muy nervioso y no sabía que hacer, pero antes de que continuara con sus excusas y nervios Alfredo lo interrumpió.
Alfredo: cálmate, cálmate pedro no le voy a decir a nadie (me volteo a ver y veía como estaba sollozando), tú también cálmate Jorgito no le voy a decir a tus papas, ya cálmense y vamos a hablar.
Mi tío se calmó y estaba buscando su ropa, se puso su calzoncillos y yo también corrí a buscar mi ropa cuando nos detiene Alfredo.
Alfredo: ey ey les dije que no le iba a decir a nadie, pero con la condición de que me dejes coger a Jorgito.
En eso mi tío se sorprendió mucho volteo a ver a Alfredo y luego me volteo a ver a mí, yo seguía poniendo me la ropa pero cuando escuche lo que dijo me detuve un poco pero luego continúe pero ahora más lento.
Pedro: es es en serio, no me estas engañando (mi tío aún seguía muy nervioso).
Alfredo: es verdad (me volteo a ver), cuando vi como tenías bien insertado a Jorgito me sorprendí, pero después de cómo te cogías con intensidad a este putito me empezó a excitar.
Pedro: si me prometes que no le vas a decir a nadie te dejo coger al putito de mi sobrino, pero me prometes que no le vas a decir a nadie (mi tío aún seguía nervioso pero no lo suficiente, porque pensó rápido pero sus palabras eran bajas).
Alfredo: si cabrán, no le voy a decir a nadie, pero solo si me dejar cogerlo.
Pedro: está bien (mi tío me voltea a ver, el seguía en calzoncillos, mientras yo casi terminaba de ponerme mi ropa se acercó) que haces putito, no vez que tenemos un invitado y quiere tenerte como yo.
Yo: no tío, tengo miedo (le conteste con voz baja y temblando).
Pedro: vamos putito si no dejas de que te coja Alfredo le va a decir a tus papas y a mis papas y nos van a golpear como nunca lo han hecho, a mí me van a llevar a la cárcel y a ti te van a correr de tu casa, (yo me puse bien nervioso y me entro mucho miedo ya me iba a poner a llorar), pero cálmate putito si dejas que te coja Alfredo y lo haces gozar como a mí, él no le va a decir a nadie verdad (decía eso mientras voltea a ver Alfredo.
Alfredo: si, si me dejas cogerte como lo hace tu tío no le voy a decir a nadie y a lo mejor te gusta más mi verga que la de tu tío.
Con muchos nervios volteo a ver a Alfredo y luego a mi tío.
Yo: si está bien, me dejare coger.
Alfredo es era un trabajador del rancho de mi tío, es un hombre casado tenía en ese tiempo como 32 años, era de complexión gruesa, un poco panzón, muy moreno y bronceado por trabajar mucho en el rancho, sus manos y dedos eran gruesos y gordos, pero estaban muy secas sus manos por el mismo trabajo, era más alto que mi tío media como 178 cm. Más o menos.
Y veme a ahí un niño de 9 años con cuerpo y cara de nenita, que acababa de coger con su macho y ahora iba a ser cogido por un desconocido.
El relato será puesto en 2 partes porque es muy largo, pero con muchos actos sexuales, si están interesados en que continúe mis experiencias sexuales comente y seria de ayuda que me corrigieran mis errores de gramática y redacción.

Botones sociales